Torre PA
Piezas de andamios
Andamio autoestable

Autoestabilidad en andamios I: soluciones integradas para la correcta disposición del lastre.

Aunque dependiente de la altura de montaje y de si es en interior o en exterior, cuando se prevé que el andamio no estará en contacto con el paramento o sencillamente no existe la posibilidad de realizar amarres, la colocación del lastre cobra especial importancia a la hora de garantizar la estabilidad frente al vuelco o el deslizamiento, especialmente en torres exentas.

En los casos que, como medida adicional, sea necesario su colocación para contribuir a la autoestabilidad del andamio, además de estudiar su peso mínimo y dónde y cómo se colocará, se deberá prever la aplicación de las siguientes recomendaciones según el material usado para el montaje:

  • En caso de usar vertical Allround estándar (ref. 2603.xxx y 2604.xxx), se deberá colocar el lastre en la primera roseta del vertical y no en la roseta del collarín, ya que si se coloca en esta última no será posible la transmisión de esfuerzos de tracción, generando una colocación inadecuada del lastre (imagen a).

  • En caso de usar vertical Allround estándar, más collarín (ref. 2602.000), más rigidizador para vertical con cabeza Allround (ref. 2603.000), será posible colocar el lastre en la roseta del collarín puesto que el elemento conector garantiza la fijación collarín – vertical ante esfuerzos de tracción. Si bien se debe verificar que las tracciones transmitidas sean ≤ 18,80 kN (carga admisible del conector). (Imagen b).

  • En caso de usar vertical de arranque (ref. 2603.221, 2604.221 y 2617.221), no será necesaria la instalación del collarín y por tanto será posible la colocación del lastre en la primera roseta del andamio, en este caso del vertical, generando una correcta transmisión de esfuerzos de tracción (imagen c).

Sea como sea, se ha de recordar que el contrapeso se recomienda de construcción sólida: hormigón, fundición, etc. Se han de descartar sustancias líquidas o granulares a fin de evitar posibles pérdidas accidentales y que su cuantía resultase insuficiente ante determinadas condiciones de exposición. Igualmente, y en la medida de lo posible, se ha de prever un reparto uniforme sobre la superficie de apoyo.

Para más detalle puede consultar:

  • NTP 977. Andamios colgados móviles de accionamiento motorizado (II).

  • NTP 1015. Andamios tubulares de componentes prefabricados (I): normas constructivas.

Autoestabilidad en andamios

Autoestabilidad en andamios I: soluciones integradas para la correcta disposición del lastre.

Aunque dependiente de la altura de montaje y de si es en interior o en exterior, cuando se prevé que el andamio no estará en contacto con el paramento o sencillamente no existe la posibilidad de realizar amarres, la colocación del lastre cobra especial importancia a la hora de garantizar la estabilidad frente al vuelco o el deslizamiento, especialmente en torres exentas.

En los casos que, como medida adicional, sea necesario su colocación para contribuir a la autoestabilidad del andamio, además de estudiar su peso mínimo y dónde y cómo se colocará, se deberá prever la aplicación de las siguientes recomendaciones según el material usado para el montaje:

  • En caso de usar vertical Allround estándar (ref. 2603.xxx y 2604.xxx), se deberá colocar el lastre en la primera roseta del vertical y no en la roseta del collarín, ya que si se coloca en esta última no será posible la transmisión de esfuerzos de tracción, generando una colocación inadecuada del lastre (imagen a).

  • En caso de usar vertical Allround estándar, más collarín (ref. 2602.000), más rigidizador para vertical con cabeza Allround (ref. 2603.000), será posible colocar el lastre en la roseta del collarín puesto que el elemento conector garantiza la fijación collarín – vertical ante esfuerzos de tracción. Si bien se debe verificar que las tracciones transmitidas sean ≤ 18,80 kN (carga admisible del conector). (Imagen b).

  • En caso de usar vertical de arranque (ref. 2603.221, 2604.221 y 2617.221), no será necesaria la instalación del collarín y por tanto será posible la colocación del lastre en la primera roseta del andamio, en este caso del vertical, generando una correcta transmisión de esfuerzos de tracción (imagen c).

Sea como sea, se ha de recordar que el contrapeso se recomienda de construcción sólida: hormigón, fundición, etc. Se han de descartar sustancias líquidas o granulares a fin de evitar posibles pérdidas accidentales y que su cuantía resultase insuficiente ante determinadas condiciones de exposición. Igualmente, y en la medida de lo posible, se ha de prever un reparto uniforme sobre la superficie de apoyo.

Para más detalle puede consultar:

  • NTP 977. Andamios colgados móviles de accionamiento motorizado (II).

  • NTP 1015. Andamios tubulares de componentes prefabricados (I): normas constructivas.

Torre PA
Piezas de andamios
Andamio autoestable
Autoestabilidad en andamios
Newsletter layher andamios

ÚNETE AL MUNDO LAYHER

 

Déjanos tu nombre y dirección de correo electrónico para poder enviarte nuestros newsletters con todas las novedades de Layher y de sus impulsos en el sector de los andamios.

Consentimientos

Te has suscrito correctamente a nuestro newsletter. ¡Gracias!

Share This